Los Simpsons lo volvieron a hacer: