Los hámsters también se entretienen con sus movidas.